La compraventa de viviendas continúa creciendo con fuerza