La independencia es fundamental en una sociedad de tasación